botón
Socios
teléfono
915 609 496
Pescado
ALERGIA AL PESCADO

Los vapores pueden provocar reacciones

El pescado es, junto al marisco, uno de los alimentos que mayor número de alergias provoca. Sus propias proteínas, la histamina que puede contener y el parásito anisakis pueden causar reacciones alérgicas.

Pescado

Alergia al pescado

Plato de pescado
Plato de pescado

La alergia al pescado es una reacción adversa frente a determinadas proteínas de este alimento, es una alteración de origen inmunológico mediada por anticuerpos IgE. Normalmente produce síntomas inmediatos o durante la primera hora después de haber ingerido el alimento. Existen reacciones de intolerancia, no mediadas por IgE, que suelen remitir en unas horas.

Las reacciones alérgicas al pescado mediadas por IgE pueden ser graves y a menudo son causa de anafilaxia, viéndose comprometida la vida del paciente.

En la población española el gallo es el pescado que con más frecuencia produce alergia, seguido de la merluza, la sardina y el bacalao. Los mejor tolerados son el emperador, el cazón y el atún (el pescado azul contiene menos proteínas alergénicas).

Un bebé con lactancia materna puede presentar una reacción al pescado debido a las proteínas que le llegan a través de la leche de la madre.

La primera manifestación clínica de la alergia al pescado puede aparecer a cualquier edad pero es más frecuente en los dos primeros años de vida, normalmente coincidiendo con la introducción del pescado en la dieta del niño.

Suele existir alergia cruzada entre bacalao, abadejo, salmón, trucha, atún, anchoa y caballa, por lo que la persona alérgica a uno de estos pescados lo suele ser también al resto.

Aunque los alérgicos al pescado pueden reaccionar a crustáceos y otros mariscos no se ha demostrado reactividad cruzada entre estos alimentos.


Síntomas

Ilustración Benji para AEPNAA
Ilustrado por Benji - benjiben6@gmail.com

Los síntomas de la alergia al pescado mediada por la inmunoglobulina E son similares a los producidos por otros alimentos. Suelen aparecer inmediatamente o durante la primera hora después de haber ingerido el alimento. Lo más frecuente es la aparición de picor de boca o faringe con o sin enrojecimiento o habones (urticaria) alrededor de la boca por el contacto con el pescado. Pueden aparecer habones en la cara y en el cuerpo, hinchazón de labios, párpados u orejas (angioedema).Tambien puede manifestarse con vómitos o diarrea durante la primera hora después de comer el pescado.

La afectación respiratoria, como la rinitis o el asma, son menos frecuentes, pero son síntomas de alarma. Los pacientes asmáticos tienen más riesgo de tener reacciones serias. La aparición de dificultad respiratoria, respiración entrecortada, tos repetitiva o seca, hinchazón de la lengua, garganta cerrada, ronquera, desvanecimiento, palidez, labios o piel azulados, pulso débil o agotamiento son síntomas que pueden conducir a anafilaxia.

La alergia al pescado también puede desencadenarse sin haberlo ingerido, ya sea por contacto o por inhalación. Cuando la reacción se desarrolla por contacto, casi siempre se manifiesta como urticaria. Algunos pacientes son tan sensibles que pueden desarrollar los síntomas cutáneos al permanecer en ambientes donde haya pescado, sin llegar a tocarlo. La inhalación de vapores de pescado puede producir una crisis de asma y si se trata de personas asmáticas tienen mayor riesgo de desarrollar reacciones graves.

A veces la reacción alérgica se presenta por realizar ejercicio físico después de haber ingerido el pescado alérgeno. Ver sección Deporte

Prevalencia

La prevalencia en la alergia a alimentos depende en parte de los hábitos alimenticios de la población. En los niños el pescado es la tercera causa de alergia después de la leche y el huevo. La alergia al pescado puede desaparecer pero en general, es frecuente que persista y suele durar más que las otras.

Cuando la alergia al pescado comienza en la edad adulta es mucho más difícil que desaparezca y puede durar toda la vida. De hecho es el alimento responsable del 12-14% de alergias en adultos en España.


Alérgenos

El alergeno principal del pescado es una proteína llamada parvalbúmina que se encuentra en las células musculares. Son proteínas termoestables, esto quiere decir que son resistentes al calor y no se destruyen al cocinarlo. Estas proteínas aunque similares entre si, son específicas de cada especie. Por eso hay personas que pueden ser alérgicas a un único tipo de pescado, a varios de ellos o incluso a pescados de familias diferentes.

El pescado se puede encontrar formando parte de muchos alimentos y otros tipos de productos (medicamentos, bebidas, gelatinas, harinas de pescado, etc.).

En el caso de algunos pescados, como puede ser el atún, los distintos métodos de preparación pueden alterar su alergenicidad y favorecer la tolerancia. Algunos individuos toleran el atún en conserva presentando síntomas alérgicos con el atún fresco.


Clasificación por familias de los pescados más consumidos en España

1. Condrictios: cazón y raya

2. Osteictios:

Anguiliformes: anguila, congrio

Cupleiformes: sardina, boquerón, salmón, trucha

Escombriformes: palometa, jurel, atún blanco, atún rojo, caballa, pez espada

Gadiformes: bacalao, bacaladilla, faneca, merluza

Loliformes, Perciformes: rape, lubina, salmonete, mero, besugo, breca, dorada, dentón

Pleuronectiformes: gallo, rodaballo, acedía, lenguado

Scorpeniformes: cabracho, rubio


Diagnóstico

El diagnóstico lo realiza el alergólogo en base a la historia clínica del paciente, las pruebas cutáneas con la técnica prick y las pruebas serológicas (IgE específica). Con los resultados de las pruebas, el especialista puede determinar a qué tipo de pescado somos alérgicos e indicarnos cuales podemos consumir y cuales no.


Tratamientos y consejos

Cápsulas que contienen pescado
Cápsulas que contienen pescado

Desensibilización al pescado: a valorar por el especialista alérgólogo. Procedimiento novedoso realizado por primera vez en España en la Cínica Universidad de Navarra (ir a enlace en "más información"). Ver sección Tratamientos

Cuando se sospecha alergia a algún tipo de pescado, sobre todo en niños, se recomienda eliminar de la dieta y acudir imediatamente al especialista en alergia, para realizar las pruebas diagnósticas pertinentes.

Para los adultos en principio no es necesario dejar de consumir otros productos del mar, como crustáceos (gambas, langostinos, cigalas, etc.), cefalópodos (calamares, pulpo) o moluscos (mejillones, almejas, caracoles de mar, etc.). Sin embargo, por precaución es preferible evitar platos en los que se mezclan ingredientes diversos (pescados o caldos de pescado, crustáceos y/o moluscos).

Hay que tener en cuenta que las personas con alergia al pescado pueden tener reacciones tras la ingesta de otros alimentos como carnes de animales (cerdo, gallina, etc.) alimentados con harinas de pescado.

El control del etiquetado de productos es imprescindible. El pescado se encuentra formando parte de muchos alimentos: sopas, pizzas, paella, rollitos congelados de cangrejo, pollos alimentados con harinas de pescado, gelatinas, productos enriquecidos con vitaminas u omega 3 (cuando son sacados de aceite de pescados), harinas de pescado, vinos y bebidas alcohólicas clarificadas con colas de pescado, en medicamentos (tabletas o suspensiones de hígado de bacalao), incluso se utiliza para la elaboración de colas o pegamentos (adhesivo de los sellos y encuadernaciones de libros).

Los individuos alérgicos al pescado deben extremar las precauciones cuando coman fuera de casa. Deberían evitar los restaurantes de pescados y mariscos, debido al riesgo de contaminación al que están expuestos todos los alimentos por posible contacto con mostradores, utensilios, aceite de cocina, freidoras o parrillas en las que se ha preparado pescado.

Por tanto se debe evitar consumir alimentos que hayan sido fritos en aceite en el que previamente se haya cocinado pescado, o que hayan sido cocinados en recipientes o manipulados con utensilios previamente utilizados en la elaboración de platos con pescado y que no hayan sido previamente lavados y enjuagados concienzudamente.


Nutrición alternativa

Normalmente se recomienda comer más pescado que carne no por las proteínas, que son similares a las de la carne, sino por la grasa, ya que en el pescado blanco es escasa y en el pescado azul es insaturada. La grasas insaturadas son aceites grasos esenciales más saludables y se pueden encontrar en el aceite de oliva, las nueces, el aceite de cáñamo y el aceite de colza.

En los alérgicos al pescado,también se recomienda incluir en la dieta habitual aceites de semillas (girasol, soja, maíz) y frutos secos (siempre que sean tolerados), en cantidades moderadas, por su contribución en el aporte de ácidos grasos insaturados, de características comparables a la grasa propia de los pescados.

Otra alternativa es recurrir a alimentos enriquecidos con Omega 3 que no procedan del pescado.

Más información

Alergia al pescado

Pescado como alergeno ambiental

Alergia Pescado

Desensibilización al pescado, Clínica Universidad de Navarra